Go Back

Donor profile: Amy Zimmerman

Perfil de donante: Amy Zimmerman

Amy Zimmerman es, como ella misma lo afirma, adicta a las aventuras. Se acurrucó junto a una tarántula. Probó con paracaidismo, rafting en aguas rápidas y globo aerostático. Y viajó a casi 30 países, donde conoció cocinas y culturas exóticas. Ciertamente “aventurera” encabeza la lista de adjetivos que Amy utiliza en el juego de los nombres, la actividad para romper el hielo y conocerse donde cada persona identifica adjetivos que empiezan con la primera letra de su nombre. Amy irradia pasión por la vida (vive cada momento al máximo), la familia, el servicio y su trabajo. Es por eso que Amable Amy, Adaptable Amy, Ambiciosa Amy y Activista Amy son sus cinco adjetivos principales en el juego de los nombres.

El último es bastante reciente, aunque esto sorprenda. Lo agregó cuando se volvió más comprometida y apasionada por el Proyecto Eliminar, la alianza entre Kiwanis International y UNICEF para eliminar el tétanos materno y neonatal (TMN).
“No me consideraba una activista hasta que un compañero de trabajo se refirió a mí como tal. No siempre se ve bien a un activista”, señala Amy. “Entonces busqué la definición y, al parecer, hay componentes que sugieren que lo soy. Definitivamente estoy haciendo campaña para un cambio social. Deseo que el mundo sea un lugar mejor, libre del tétanos materno y neonatal. Quiero que todos los niños puedan crecer, tener oportunidades, reír y amar, divertirse, aprender y enfrentar desafíos”.

Amy comenzó a abogar por el Proyecto Eliminar en 2011, aunque su participación en Kiwanis se remonta a unos años antes, en el Key Club de la secundaria Carroll de Dayton, Ohio. A continuación fue socia y ex socia de CKI. Debido a su pasión por el servicio, Amy realizó una transición natural a la membresía de Kiwanis.

Actualmente está dirigiendo actividades de recaudación para el club Kiwanis de Cincinnati. El club asumió el compromiso de recaudar USD 127.500 a favor del Proyecto Eliminar. Una de las actividades favoritas de Amy ha sido diseñar en forma personal y vender tarjetas navideñas, con lo cual recaudó USD 4.200 durante los últimos tres años.

“Los primeros eventos de recaudación de nuestro club fueron una venta de garage y un evento de ‘Ángeles y demonios’”, recuerda Amy. “Enseguida pasamos de pensar que podíamos hacer algo a recaudar USD 1.000 aquí y allá. Esto hace que nuestro objetivo parezca más alcanzable”.

Además de promover la recaudación de fondos del club, Amy también se desempeña como coordinadora multizonal del Proyecto Eliminar en el distrito de Ohio de Kiwanis. Identifica oportunidades de recaudación para el distrito, recluta voluntarios y mantiene motivado a su equipo. La experiencia la está preparando para asumir el cargo de gobernadora del distrito de Ohio el año próximo.

“Aprendí muchísimo como voluntaria”, confiesa Amy. “Como gobernadora electa, me siento más preparada para guiar y dirigir a la organización hacia los próximos 100 años de servicio”.

Amy se mantiene ocupada en su cargo de directora de clientes de la cuenta Procter & Gamble, en Hewlett-Packard Company. La joven profesional se hace el tiempo para viajar, jugar al vóleibol y al golf, estar con familiares y amigos, y disfrutar de la fotografía. También da prioridad a Kiwanis y al Proyecto Eliminar.

“Por lo general me preguntan qué hago por mí misma. A lo que respondo que trabajo como voluntaria. Recibo lo mismo que doy”, agrega. “Aliento a la gente a ayudar a los demás. Y cuando recibo, doy las gracias. Todo obra de un modo misterioso”.

Amy volvió a comprometerse este año. Tuvo la oportunidad de observar el éxito del Proyecto Eliminar en Camboya, y de agregar otro país a su lista.

A Amy se le llenan los ojos de lágrimas al reflexionar sobre las historias de vida de las mujeres de las aldeas remotas de la provincia de Mondulkiri, en Camboya.

“Hablamos con la mujer de una aldea y con una voluntaria de educación materna y neonatal sobre sus historias de vida. Recuerdo la pena y el dolor reflejados en los rostros de estas hermosas mujeres mientras relataban, a través de un intérprete, la pérdida de sus hijos (uno de 17 días y el otro de seis años). Todavía no entienden del todo por qué murieron sus hijos, y estos momentos les dejaron una marca indeleble en su corazón”.

“El tétanos está presente en la tierra en todos lados”, agrega Amy. “Las mujeres de los países en desarrollo no tienen educación ni acceso a las vacunas. Tener la capacidad para hacer algo es el motivo por el que me comprometí”.

Kiwanis comenzó a participar en la eliminación del tétanos materno y neonatal en Camboya en 2011. Hoy en día, cinco años después, la Organización Mundial de la Salud declaró a Camboya libre del TMN.

“Me siento muy agradecida por la experiencia en Camboya y por ser parte del Proyecto Eliminar. Kiwanis y UNICEF están mejorando realmente el mundo, de a un niño y una comunidad por vez”, concluye Amy. “Estoy segura de que eliminaremos el TMN, y podré decir que fui parte de ello”.

Facebook DZone It! Digg It! StumbleUpon Technorati Del.icio.us NewsVine Reddit Blinklist Furl it!